Loader Image
Siguenos en:

El cartílago es una estructura a modo de almohadilla que recubre los extremos óseos en las articulaciones, soportando el peso, distribuyendo las cargas y favoreciendo el deslizamiento de los extremos de la articulacion, protegiéndolo así de de la fricción durante el movimiento. Para cumplir con este cometido el cartilago articular tiene una superficie muy lisa.
El cartílago está compuesto en gran porcentaje por agua y colágeno; de aspecto blanco perla, forma parte de todas las articulaciones del organismo.Las células que lo conforman reciben el nombre de condrocitos.
El cartílago, no está irrigado, es decir, no llegan hasta él terminaciones sanguíneas, sino que se nutre por difusión desde las estructuras vecinas; el movimiento de la articulación hace que se favorezca esta difusión y por tanto la llegada de nutrientes al mismo. Esto explica su baja capacidad regenerativa. A continuación reseñamos las principales patologías del cartílago. El daño cartilaginoso puede ser de origen traumático o degenerativo.

La artrosis es un proceso fisiológico, o lo que es lo mismo, se considera un proceso normal conforme la edad avanza, que se produce como consecuencia de la degeneración del cartílago articular.
Con la edad, ese cartílago va deshidratándose y perdiendo su consistencia elástica, impidiendo de este modo cumplir su función de amortiguación de la fricción de los extremos óseos y evitando la sobrecarga de la articulación.
El proceso comienza a ponerse de manifiesto principalmente en mujeres sobre los 45-55 años debido a la deprivación hormonal que sufren con la llegada de la menopausia, siendo algo más tardío en hombres (en torno a los 65).
-Clínica:
La clínica principal es el dolor en la articulación al movimiento, debido a la fricción de los extremos óseos. Dicho dolor se acrecenta tras períodos de reposo; cursa cíclicamente, con períodos de aumento, y periodos de disminución del mismo.
-Diagnóstico:
El diagnóstico se establece por radiología simple. La proyección necesaria variará con la articulación afecta. En general, se observará una disminución del espacio articular (pinzamiento), que evidencia la degeneración del cartílago.
-Tratamiento:
El tratamiento de la artrosis comienza con medidas de soporte en los estadíos iniciales, como ejercicio suave y analgésicos; a veces se aportan medicamentos de acción condroprotectora, aunque su utilización sigue en debate.
Sigue un curso que alterna crisis de dolor intenso, con crisis de disminución del mismo, debiendo enfocarse el tratamiento analgésico a las crisis de dolor intenso y disminuir la medicacion analgesica en los períodos de menos dolor.
En estadíos más avanzados, pueden plantearse medidas más agresivas como infiltraciones, ya sea de corticoides o ácido hialurónico, y en última instancia, existe el recurso quirúrgico: implantación de una prótesis articular. Éste último debe reservarse como última opción debido a la complejidad de la cirugía y a las complicaciones que a largo plazo puede suponer la misma.
En todos los casos cuando se trata de una articulacion de carga, sera imprescindible evitar la obesidad con el fin de disminuir la presion sobre el cartilago y de este modo frenar la enfermedad y disminuir los sintomas.

Es la inflamación del cartílago articular. Ésta puede producirse debido a un traumatismo de la región o no conocerse su mecanismo de producción.
El daño del cartílago se clasifica en función de la afectación en:
Tipo I: Esta es una lesión superficial. Limitada a las células que forman el cartílago.
Tipo II: Si afecta a todo el espesor del cartílago de la zona articular.
Tipo III: Si la lesión se extiende al hueso.
La clínica es muy similar a la artritis postraumática.
El tratamiento inicial se basa en reposo, frío local en un primer momento para evitar una gran inflamación, y AINES.
En los casos en los que esta lesión afecte a una articulación de carga como la rodilla o el tobillo, el paciente sea de edad joven con una rodilla sana y la lesión sea de suficiente entidad como para producir síntomas molestos continuados; se puede contemplar la cirugía para el tratamiento de estas lesiones.