Loader Image
Siguenos en:

Es la inflamación de la fascia plantar (revestimiento que existe en la planta del pie por debajo de la piel) en su punto de origen en el hueso del talón (tuberosidad mayor del calcáneo). La inflamación prolongada suele hacer que se acumule calcio en la zona dañada y en la radiografía aparece como un crecimiento óseo en forma de “pincho” que sobresale del calcáneo.

Aparece dolor en la planta del retropié al caminar, suele ser más intenso tras un periodo de descanso, es decir con los primeros pasos al levantarse por la mañana.

Se sabe que es debido a una sobrecarga de la fascia plantar que se suele producir en personas: obesas de mediana edad y deportistas (especialmente corredores). También se ha asociado a enfermedades reumáticas.

En principio se puede tratar mediante plantillas que elevan ligeramente el talón y descargan la zona de tensión. También las infiltraciones con corticoides en el punto de dolor son efectivas en muchos casos. En los casos más persistentes se opta por el tratamiento quirúrgico, despegando la fascia de su lugar de origen en el talón. Algunos profesionales también extirpan el “pincho” que aparece pegado al calcáneo. Hay que insistir en el hecho de que no es el pincho lo que duele, sino la fascia que se origina ahí.