Loader Image
Siguenos en:

Alrededor del pie existe multitud de tendones encargados de mover la articulación del tobillo y los dedos de los pies. Estos tendones están sometidos a importantes tensiones que se generan al caminar, mantenernos de pie y al rozar con el calzado. La sobrecarga de estos tendones deriva en inflamación y dolor.

Causas

En general la sobrecarga puede ser de tipo laboral o deportivo. La obesidad, las deformidades de los pies y el uso de calzado inadecuado también favorecen las tendinitis. Algunas enfermedades reumáticas y de origen metabólico pueden afectar directamente el tendón.

Síntomas

Aparece dolor en el recorrido del tendón que aumenta al forzarlo o estirarlo; Esto suele ocurrir al caminar o realizar ejercicio. Los tendones que más frecuentemente se ven afectados son:

  • Tendinitis del tibial anterior
  • Tendinitis de los extensores de los dedos
  • Tendinitis del extensor del dedo gordo
  • Tendinitis de los peroneos
  • Tendinitis del tibial posterior
  • Tendinitis de los flexores de los dedos
  • Tendinitis del flexor del dedo gordo

 

Tratamiento

En general se aconseja reposo y tratamiento con antiinflamatorios, en ocasiones es necesario inmovilizar el pie con férula durante 3 semanas. Algunos profesionales prefieren el tratamiento mediante infiltraciones con corticoides. La cirugía no suele realizarse salvo en los casos en los que la causa de las tendinitis sea una deformidad importante del pie que no mejore con el uso de plantillas de descarga.